9 de julio de 2015

La C eclipsada de tu nombre


La C eclipsada de tu nombre
es un cruasán de mermelada para el hambre violento de mis mañanas.
El pedestal sobre el que se alza con el brazo en alto
nuestro empeño en romper palabras travestidas que ya están rotas,
y un barquito en el que me cuelo polizón para flotar a la deriva en el tsunami de tu risa.

En la C eclipsada de tu nombre
me columpio 
sin una sola verdad con hueso que llevarme a la boca,
aspiro el humo de tu aliento
mientras tú te dedicas a bailar conquistas extraterrestres.

La C eclipsada de tu nombre
es el paraíso electrónico para el fallo de sistema que yo soy, 
la mano fuerte de tu fragilidad,
el ímpetu sólido que llevas tatuado en el beso.
El cascabel que, ante la imbecilidad del mundo (mi imbecilidad, su imbecilidad)
ríe alegrías a borbotones mientras tú, lalala laralala,
continúas cosiendo desgarros sin acritud.
Es tu adoslescencia de otoño,
es mi adicción a renacer crónicamente.

Bajo el paraguas de la C eclipsada de tu nombre
taconeamos pellizcos mientras le levantamos las faldas al asfalto
ante el rubor de las farolas apagadas del día.
Tú eres un cuerpo a medio hacer.
Yo soy un cuerpo a medio morir.
Y en el equinoccio de la C eclipsada de tu nombre, nos encontramos.

La C eclipsada de tu nombre es una espiral que se desenrolla,
tus bragas y mis bragas escondidas en el cajón de la fruta de la nevera,
la península en la que del encuentro de tu cuerpo y mi cuerpo
se despliega un abanico variopinto de personas asimétricas y error
–la mujer firme, el hombre sangrante, el marica de bíceps hiperdesarrollados,
la putita de tetas inminentes, la madre, el fumador de chupetes que llevo dentro,
una paisajista hippie y un escuadrón entero más de desviados–
y dos somos una multitud llenando la cocina, la fruta y la cama
en la que, lesbianas, jugamos a yolatengomásgrandequetú
juntas
en el ombligo de la C eclipsada de tu nombre.








































                                                       Al meu tsunami sense marc,
                                              al meu eclipse de sol en plena nit.



No hay comentarios:

Publicar un comentario